Tarjetas código de barras – tarjetas código QR

Tarjeta plástica con código de barras

Tarjeta plástica con código de barras

Tarjetas con código de barras

El código de barras es una de las tecnologías básicas y a la vez más antiguas de identificación.
El conjunto de líneas de diferente grosor (y los espacios entre ellos) son portadores de diferentes tipos de información.
Por regla general, el código suele llevar también su variante numérica para evitar potenciales errores de lectura.

Especificaciones técnicas del código de barras

  • La altura de las líneas no debe quedar por debajo de 6 mm o bien 8 mm incluyendo los números.
  • El código de barras debe ubicarse a una distancia de 4 mm respecto al borde de la tarjeta plástica o a cualquier otro elemento de la tarjeta (p.e. panel de firma, banda magnética, etc.)

 

Algunos tipos de tarjetas plásticas con código de barras

Tipo del código de barras Longitud del código de barras Número de dígitos del código Tipo de dígitos Tamaño de impresión mínimo
EAN 8 longitud fija 7 + 1 dígito de control (automático) sólo números mín. 25 mm
EAN 13 longitud fija 12 + dígito de control (automático) sólo números mín. 30 mm
CODE 128 longitud variable número de dígitos deseado letras y números mín. 3.75 mm por línea

Tarjetas PVC con código QR o código de barras bidimensional

La capacidad de almacenar información del código QR es mayor frente al código de barras tradicional. Esto se debe a que los signos no se combinan únicamente en una línea, sino en varias filas.

Una de las ventajas del código QR es que se puede capturar o escanear desde cualquier lado sin preocuparse de la orientación del mismo. Esto se debe a que los programas lectores o decodificadores pueden identificar y procesar la orientación incluso cuando la imagen capturada del código está totalmente distorsionada. Esto es posible gracias a los patrones típicos de los códigos QR ubicados en tres de sus esquinas.

Otra de las ventajas importantes del código QR es su escalabilidad desde la versión 1 hasta la versión 40. Cada versión[1] dispone de diferentes características en cuanto al almacenamiento de datos y capacidad de corrección de errores. En 2008 el nivel L fue el nivel más popular, pudiendo almacenar bastante información en mucho menos espacio que un código unidimensional.

El alfabeto en el código QR

Capacidad de datos del código QR[2]
sólo numérico máx. 7089 caracteres
valores alfanuméricos máx. 4296 caracteres
datos binarios (en conjuntos de 8 bits) máx. 2953 bytes
Kanji/Kana máx. 1817 caracteres

 

Capacidad de Corrección de errores
Nivel L 7% de las claves se pueden restaurar.
Nivel M 15% de las claves se pueden restaurar.
Nivel Q 25% de las claves se pueden restaurar.
Nivel H 30% de las claves se pueden restaurar.

Error o distorsión en este sentido significa que a la hora de captar el código QR muchas veces no conseguimos capturar la matriz con total exactitud. Debido a la resolución limitada de la cámara (del teléfono móvil), al tamaño reducido del código QR, a la falta de iluminación o suciedad en la lente, algunos puntos son ilegibles. La corrección de errores, es decir la correcta lectura del contenido del código a pesar de los errores, es posible gracias a las claves de corrección que se incluyen en la matriz a la hora de la generación del código. Gracias a ellas, los programas de lectura del código pueden tolerar determinado nivel de distorsión. El nivel de distorsión permitido depende de determinados métodos estandarizados que el usuario puede seleccionar a la hora de generar el código QR según las posibilidades del programa utilizado para ello.